SHOCKWAVE

Tratamiento para reducción de medidas, peso y de la flacidez de zonas como el abdomen, espalda, pecho, brazos, entre otras. El protocolo no invasivo se realiza por medio de equipos y técnicas de radiofrecuencia, ondas de choque, ultracavitación, criolipólisis, ultrasonido y ozonoterapia.
La combinación de ondas de choque, ultracavitación y ultrasonido rompe la membrana que recubre las células de grasa, facilitando así la absorción y drenaje naturales de la grasa a través del sistema linfático. La radiofrecuencia y el ozono estimulan las células que contienen colágeno y elastina, reduciendo notoriamente la flacidez en la piel. La criolipólisis congela las células de grasa, haciendo que el sistema linfático las identifique como innecesarias y las elimine junto con toxinas, disminuyendo así la cantidad de grasa en el cuerpo. La combinación de todas estas técnicas hace que el proceso de reducir y eliminar grasa sea más rápido y efectivo.
Nuestros equipos permiten una personalización del tratamiento de acuerdo a las condiciones del paciente, por lo que es posible trabajar tanto zonas grandes como zonas pequeñas y delicadas como la zona íntima, sin agresión de ningún tipo.
Además, el protocolo provee asesoría nutricional durante toda su implementación, dirigida para el control o reducción de peso, favoreciendo unos resultados rápidos y duraderos.

Beneficios:
Proceso no invasivo, no quirúrgico y que no requiere reposo.

Certificaciones:
Somos el único centro en el país con tecnología “lipocavity”, conocida como “lipo sin cortar”, y certificación brasileña Medicalsan.

$475